Gabriel: “Siempre llevaré al Villarreal en el corazón”

gabriel  Pocos minutos antes del partido se anunció de forma oficial por parte del Villarreal la venta de Gabriel al Arsenal. El jugador brasileño saltó al césped para recibir una emotiva despedida por parte de compañeros y afición. Bruno Soriano le entregó un submarino amarillo a modo de obsequio y posó, aunque vestido de calle, con los que fueron hasta ayer sus compañeros en la foto oficial, con gestos visibles de emoción. Al terminar el encuentro habló de su marcha y de su paso por el Villarreal.

Agradeció a todos su paso por aquí, desde presidente, entrenadores, compañeros y a Antonió Cordón, que confió en él e insistió para que acabara recalando en el conjunto amarillo. Orgulloso de su trabajo, incidió en que cree que con él “todos están contentos, desde la persona encargada de la limpieza al presidente”. Contento con su marcha a “un grande de Europa como es el Arsenal”, no lo tomó como el fin del camino sino como el fruto a un trabajo para el que luchó día a día, pero quiere más y seguirá trabajando mucho más. Emocionado, dedicó palabras de agradecimiento a la afición, al trato de la gente por la calle y aunque no podía esconder su alegría, tampoco la emoción: “Estoy triste por dejar el Villarreal, lo llevaré siempre en el corazón”. Su llegada no fue fácil pero contó que tanto su adaptación como aprender el idioma fue gracias a sus compañeros, que lo acogieron enseguida, desde el trabajo deportivo hasta el día a día, con bromas y estar todos “como una familia”. Así como el técnico que no dejó de insistirle, corregirle, ayudándole “con sus videos”. “Marcelino vio algo en mi”, declaró el central brasileño.

El técnico del Villarreal también habló de su marcha en sala de prensa y se deshizo el piropos: “Gabriel se ha ganado nuestro cariño y respeto, tanto como jugador como persona. No tuvo un fácil inicio pero nunca tiró la toalla y se lo ha ganado a pulso”.