Vila-real rinde homenaje a la figura de Mosén Serafí Sorribes dedicando al sacerdote el actual pasaje Escultor Ortells

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real planteará en la próxima sesión plenaria rebautizar el pasaje Escultor Ortells, situado en el centro de la ciudad y cercano a la sede de Els Lluïsos, con el nombre de quien fue durante más de 25 años director de la congregación de jóvenes, mosén Serafí Sorribes. De esta manera, la ciudad homenajeará la figura del recordado sacerdote 12 años después de su fallecimiento, en el año 2002.

“Mosén Serafí Sorribes fue un sacerdote muy querido por los vila-realenses, por su implicación en la vida social y cultural de la ciudad, su dedicación a los jóvenes a través de la Congregación de Lluïsos que dirigió e impulsó y su carácter dialogante, sencillo y cercano”, recuerda el alcalde de Vila-real, José Benlloch. “Por este motivo, es de justicia que la ciudad a la que dedicó cerca de 30 años de su vida le rinda homenaje con una calle a su nombre que, además, se encuentra muy cercana a Els Lluïsos, dando así también cumplimiento al acuerdo plenario adoptado por unanimidad en 2002 para dedicar un espacio público al sacerdote de Cinctorres”, señala el primer edil.

“De esta manera”, añade, “la nueva denominación del pasaje no es sólo un reconocimiento a la figura de mosén Serafí sino también el cumplimiento de una asignatura pendiente que dejó, como tantas otras, el Partido Popular, y que durante todo este tiempo el anterior equipo de gobierno fue incapaz de gestionar y solucionar”. Ahora, 12 años después del fallecimiento del sacerdote, la propuesta para renombrar el pasaje Escultor Ortells con el nombre de Mosén Serafí Sorribes llegará al pleno el próximo lunes, tras haber sido aprobada en la comisión informativa de Urbanismo, competente en la nomenclatura viaria, con las abstenciones de los grupos municipales del Partido Popular y Esquerra Unida.

Además del reconocimiento a “una figura significada y muy emotiva para la mayor parte de la sociedad vila-realense”, el cambio de nombre del pasaje Escultor Ortells responde también a criterios de carácter técnico. En este sentido, el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, explica que, en la actualidad, el actual pasaje Escultor Ortells, crea “una confusión postal manifestada por Correos y los propios vecinos” debido a la similitud del nombre del pasaje con la plaza Escultor Ortells y el colegio Escultor Ortells. “Este hecho provoca graves problemas tanto en la correspondencia como en el servicio de paquetería, al igual que dificultades en las notificaciones oficiales a los ciudadanos que residen en estas vías”, añade el edil. “De esta manera, al obligado reconocimiento al talante de diálogo de mosén Serafí y su implicación y preocupación hacia los problemas sociales de la ciudad, así como el cumplimiento de una propuesta que ya fue aprobada por unanimidad en el pleno, se suman también los informes técnicos por la dificultad de tener en Vila-real tres espacios que comparten un mismo nombre”, señala Benlloch.

Por todos estos motivos, el alcalde destaca la importancia de llevar a cabo este cambio de nomenclatura, que se aprobará en el pleno ordinario junto a la propuesta de denominación de tres nuevas calles del PAI Alaplana: Pontones, Santiago de la Espada y Beas de Segura. Con esta nomenclatura, Vila-real recordará tres localidades de Jaén próximas a la provincia de Albacete, en homenaje a los aproximadamente 500 habitantes de estas poblaciones que llegaron a la ciudad entre los años 60 y 70.

Una cuarta propuesta de nomenclatura viaria es la dedicar una calle al escritor y periodista Manuel Vicent. “Se trata, sin ninguna duda, del escritor de la provincia de Castellón más universal”, argumenta el concejal de Territorio, quien explica que “el propio escritor de La Vilavella cuenta que aprendió a leer y escribir en Vila-real al vivir tres años en nuestra ciudad”.