Vila-real reuce la ratio a 23 alumnos por aula para escolarizar a 507 niños y niñas en los colegios de la ciudad

Vila-real reuce la ratio a 23 alumnos por aula para escolarizar a 507 niños y niñas en los colegios de la ciudad

Los 507 niños y niñas de 3 años que se escolarizarán por primera vez el próximo curso en los colegios de Vila-real contarán con una ratio de 23 alumnos por aula, después de que la Conselleria haya atendido la petición del Consell Escolar Municipal de reducir la cifra de escolares por cada unidad docente de infantil. El periodo de inscripción se abrió ayer y se prolongará hasta el próximo 29 de mayo.

“Hace poco más de un mes, el Consell Escolar Municipal decidió solicitar a la Generalitat un descenso de la ratio, teniendo sobre todo en cuenta la bajada de la natalidad experimentada desde el último aumento de ratios en los colegios de la ciudad. Reducir la proporción de alumnos redunda en una mejor calidad de la enseñanza, particularmente en la etapa de infantil, en la que resulta complicado mantener la atención por parte de los docentes. Con menos niños por aula, es más fácil poder acompañarlos y garantizar una mejor atención a los menores”, detalla concejala de Educación, Mónica Mañas. La decisión, adoptada por la Conselleria el pasado 17 de mayo y publicada en el DOCV el día 19, supone también una “distribución equitativa” de los alumnos en las diferentes unidades y favorece el mantenimiento de las líneas educativas, frente a eventuales supresiones.

“La decisión de reducir las ratios a 23 alumnos por aula es una nueva muestra de la actitud de la Generalitat Valenciana, que vuelve a ponerse del lado de los municipios, de las personas y de un derecho tan básico y fundamental como es el de la educación”, incide Mañas. La concejala se ha referido, en estos términos, a las medidas adoptas por el Consell autonómico en esta materia en los dos últimos años, como la implantación de la gratuidad de los libros de texto a través del programa Xarxa Llibres; el compromiso de eliminar aulas prefabricadas que supondrá en breve la construcción de un nuevo aulario de infantil en el colegio Carlos Sarthou o la creación de aulas públicas de dos años, con dos unidades en el Sarthou y en Concepción Arenal. “Frente a las obras faraónicas y los circuitos de Fórmula 1 y a pesar de la deuda de 40.000 millones heredada del último gobierno del PP y de una infrafinanciación histórica, ahora contamos con una Generalitat que escucha, atiende y prioriza toda su atención en las personas”, concluye Mañas.