Vila-real negocia con los herederos de Vicente Llorens Poy la adquisición de la casa-museo y la cesión del legado del artista

negociaciones  El Ayuntamiento de Vila-real está cada vez más cerca para alcanzar un acuerdo con los familiares del pintor y escultor local Vicente Llorens Poy para adquirir la casa-museo del artista y los terrenos adyacentes así como la cesión de la colección privada del artista a la ciudad.

Como ha explicado el alcalde, José Benlloch, antes de adquirir la casa-museo, ubicada en el camino Ermita, “tanto el concejal de Cultura Alberto Ibáñez como yo mismo consideramos que era importante conseguir una acuerdo unánime por parte de todos los grupos políticos del Ayuntamiento y, por esta razón y, con absoluta transparencia, hemos estado informando en todo momento al Partido Popular de cómo estaban las negociaciones con los familiares y las posibilidades que teníamos para la compra de la casa del artista e Hijo Predilecto de la ciudad fallecido el pasado mes de febrero”. “Nuestra intención sería pagar el inmueble en diversas anualidades y evitar al consistorio un mayor endeudamiento desde un punto de vista financiero”, ha detallado el primer edil quien ha destacado que, gracias a este acuerdo, la ciudad contaría “no sólo con un edificio municipal de gran valor histórico” sino con una vasta colección de más de 1.200 piezas, entre las que se cuentan esculturas y pinturas tanto propias como de otros autores, cerámica, muebles antiguos, objetos religiosos, objetos decorativos, indumentaria religiosa, tejidos, títulos y condecoraciones y fotografías.

Benlloch ha informado que, recientemente, el Ayuntamiento han reiniciado el pago del alquiler mensual del inmueble y, en breve, el departamento de Museos, retomará la programación de las visitas guiadas a la casa-museo del artista, después de haber sido suspendidas los últimos meses a la espera de saber quiénes eran los herederos del artista “ya que murió sin dejar testamento”, como ha recordado Benlloch y, por tanto, “teníamos que conocer cuál era la intención de los sobrinos, que son finalmente los herederos del legado, sobre la voluntad o no, de continuar con el deseo que tenía Llorens Poy de ceder su patrimonio a la ciudad”. En este sentido Benlloch ha querido agradecer públicamente “la buena predisposición mostrada en todo momento por la familia” y ha recordado que, la catalogación e inventario de la extensa colección particular del artista ya se ha realizado y que, ahora, se trabajará en un plan museístico “para dar a conocer y poner en valor la casa-estudio, su obra y las valiosas piezas que ha coleccionado el pintor y escultor local lo largo de su vida y su dilatada carrera artística”.

“Vicente Llorens Poy ha sido uno de los artistas más importantes de Vila-real y poseedor, además, de una de las colecciones de arte más preciadas y valiosas”, ha afirmado Benlloch, quien ha destacado algunos de sus trabajos escultóricos más relevantes como Sant Pasqual, la estatua del rey Jaume I o el monumento al Llaurador de la plaza del mismo nombre en Vila-real, entre otras muchas piezas y obras.

“Por eso era importante alcanzar un acuerdo sobre su legado y patrimonio para que pudiese ser un bien al alcance de todos y convertirlo en un atractivo turístico y de referencia más del municipio”, ha concluido el alcalde.