Vila-real impulsa un Banco de Micorrizas de referencia en la Comunitat que mejorará la producción y calidad de los cítricos

Vila-real impulsa un Banco de Micorrizas de referencia en la Comunitat que mejorará la producción y calidad de los cítricos

El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático, lidera un proyecto experimental que supondrá la creación de un innovador Banco Mediterráneo de Micorrizas, con el objetivo de investigar el efecto positivo de estos hongos sobre los cítricos y favorecer la competitividad de la agricultura y la mejora de la calidad y los procesos de producción. El proyecto, impulsado en colaboración con el Fundación Instituto de Agricultura Ecológica y Sostenible (FIAES) y la Conselleria de Agricultura, se desarrollará durante tres años y supone la implantación en viveros de los hongos, con la creación de una finca de referencia en citricultura que permita transferir los resultados a los productores de toda la Comunitat.

El alcalde, José Benlloch, y el concejal de Agricultura, Josep Pasqual Sancho, mantuvieron recientemente una reunión con el presidente de FIAES, el doctor en Ingeniería Agrónoma de la Universitat Politècnica de València, José Luis Porcuna, y con el técnico de la Conselleria Alberto García, para abordar los pormenores del proyecto, en marcha desde hace ya algunas semanas. “Los cítricos son la primera especie frutal en importancia económica y social en Vila-real y en la Comunitat Valenciana”, explica Benlloch, “por eso queremos seguir ayudando a introducir innovaciones que beneficien a los productores y también al medio ambiente”. “Este proyecto”, agrega, “vuelve a colocar a Vila-real como referente en un área tan importante para nuestra economía como es la agricultura, introduciendo innovaciones en un sector tradicional por el que hemos apostado de manera decidida y en cuya recuperación seguiremos trabajando, en colaboración con instituciones, entidades y empresas, para garantizar su competitividad y su futuro. Como Ciudad de la Ciencia y la Innovación, no podíamos olvidar a nuestro sector agrario, colaborando en proyectos e investigaciones de cuyos resultados pueden depender cuestiones como la minimización de uso de fertilizantes, la reducción en el consumo de agua y la mejora de la calidad de nuestros cítricos”, argumenta Benlloch.

El proyecto supondrá también la optimización de los procesos de inoculación de las micorrizas. “Este término”, detalla Sancho, “define la simbiosis entre un hongo y la raíz de una planta, en una relación en la que ambas partes obtienen beneficios, ya que mientras la planta recibe del hongo nutrientes minerales y agua, este obtiene hidratos de carbono y vitaminas que por sí mismo es incapaz de sintetizar”. De este modo, la introducción de las micorrizas en vivero permite mejorar la calidad de las plantas, optimizando los métodos de inoculación del hongo y mejorando la salud del plantón.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *