Vila-real despide a Bautista Carceller, el primer alcalde de la democracia actual

batista carceller1  batista carceller2

Centenares de personas han participado en el último adiós al primer alcalde de la democracia moderna de la ciudad, Bautista Carceller, que ostentó la alcaldía entre 1979 y 1983 por parte de Unión de Centro Democrático (UCD). En un emotivo oficio celebrado en la Iglesia Arciprestal de Vila-real, que ha concluído con una cálida ovación de los asistentes a la salida del féretro de Carceller, Mosén Vicent Gimeno ha tenido palabras para el “amigo Batiste” del que ha destacado su “ilusión de hacer las cosas bien” y, sobretodo, “su humildad”. Durante las exequias también han intervenido dos representantes de la congregación de Lluïsos, Enric Pesudo y Pasqual Cubedo, quienes han destacado el cariño de Carceller al pueblo, su “buen papel” en momentos decisivos así como han repasado parte de los premios que Carceller recibió, más de 30, por su buen hacer con las letras. Asimismo, han leído un poema del propio ex-alcalde y otro compuesto por Mosén Vicent Gimeno para la ocasión
El alcalde del consenso, como muchos conocidos y allegados señalan, ha conseguido el acuerdo entre los actuales responsables municipales entorno a su figura. De hecho, tanto el actual alcalde, el socialista José Benlloch, como el PP han mostrado su intención de elevar al pleno una propuesta para que algún espacio público de la ciudad lleve el nombre de Bautista Carceller. Además, Benlloch ha apuntado que estaba tratando con el primer alcalde de la democracia actual la cesión del fondo documental que atesoraba. De hecho, ha señalado el máximo responsable municipal, mañana había concertado una cita con Carceller para avanzar en este asunto. Benlloch ha afirmado que la voluntad municipal es cumplir el deseo de Carceller.