Vila-real celebrará este fin de semana su tradicional Feria Medieval con más de 40 actividades programadas

medieval

 Vila-real se prepara para celebrar este fin de semana su tradicional Feria Medieval en donde hay previstas más de 40 actividades cada media hora. Además de talleres, puestos de todo tipo de artesanía, productos de alimentación y restauración, demostraciones de oficios y animación “en esta edición contamos con una gran variedad de espectáculos de ambientación medieval para dar el color y el especial interés que merecen esta clase de eventos”, según ha explicado el concejal de Normalización Lingüística y Tradiciones, Pasqual Batalla, quien apunta que, este año, la Feria Medieval “hará especial hincapié en aquellas actividades dirigidas a los más pequeños para que conozcan, a partir de las atracciones de la época, una parte de la historia”.

Por esta razón y, como es habitual, además de los estands y actuaciones teatrales también se llevarán a cabo actividades infantiles como el taller de la elaboración de pan en horno de leña, cerámica o picapedrero, además de carreras de caballos y juegos de mesa. Habrá una noria, un trenet que recorrerá la feria, un campamento medieval participativo, la exhibición de una ballesta y una catapulta y espectáculos teatrales cargados de acción, intriga y humor como el de Vikings a la càrrega o El xanquer amb el seu mico.

Los visitantes que, durante el próximo fin de semana se acerquen al centro de la ciudad, podrán comprobar también cómo es el trabajo artesanal del tallador de madera, el que trabaja el mimbre, cantero, cestero, tonelero, hilandera, el peletero o el herrero, entre otras muchas atracciones como el taller alambique de destilación de plantas medicinales y aromáticas. Los puestos de alimentación -con dulces, embutidos caseros, especias o quesos- antigüedades, platería, juguetes o libros junto a otras actividades de artesanía medieval, completan la programación de esta feria que volverá a sumergir, un año más, las calles de la ciudad, en los años en que el rey Jaume I otorgó a Vila-real la Carta Pobla.

En total, el mercadillo medieval contará con más de 80 puestos y talleres ubicados en las calles Torrehermosa, Joan Fuster, Ignasi Vergara, Raval de Sant Pasqual y plaza de Sant Pasqual, con mucha animación de calle en forma de danzas tradicionales, batucadas, música unida al fuego y a la pirotecnia y números de circo y malabares, en los que el concejal de Tradiciones ha querido animar a todos los vila-realenses y los vecinos de otras poblaciones vecinas a participar y disfrutar de un lúdico fin de semana. “La Feria Medieval de Vila-real es ya todo un clásico como acto lúdico y cultural consolidado dentro de los actos en conmemoración de la fundación de la ciudad” ha manifestado el edil quien recuerda que es el primer acto enmarcado en las fiestas fundacionales.

La música de la dolçaina, tabal, gaita y tambor dels Germans Caballer, será la encargada de inaugurar a las 19,00 del viernes 7 de febrero la feria medieval que cerrará sus puestos, cada noche sobre las 00.00 horas con un espectáculo de calle con coreografía con fuego en la plaza de Sant Pasqual.