Vila-real avanza para obtener una nueva regulación para la zona de tascas.

Vila-real avanza para obtener una nueva regulación para la zona de tascas.

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha reunido la mesa técnica de coordinación para la adaptación de la normativa a la nueva realidad social que ha supuesto la zona de tascas en la localidad con el objetivo de trasladarles los resultados del primer borrador preparado por el abogado externo y seguir avanzando hacia una propuesta consensuada para una nueva regulación de la actividad de los locales de la calle Pare Molina. La mesa técnica, formada por el alcalde, la concejala de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez, y miembros del departamento jurídico, Policía Local, Urbanismo, Sanciones y Sanidad, ha debatido por alrededor de dos horas sobre las diferentes opciones planteadas por el informe externo, que a partir de ahora se trabajarán en los diferentes departamentos para la elaboración de una primera propuesta a trasladar tanto a los locales como a los vecinos de la zona. “Tras la reunión podemos decir que entre los técnicos municipales hay ya un cierto grado de consenso en torno a la propuesta a plantear, en la línea de lo que ya apuntaba el informe externo de modificar nuestras actuales ordenanzas de terrazas y de convivencia ciudadana para adaptarla la normativa municipal a una realidad social que no existía hasta ahora, como es la del tardeo y las tascas. Una nueva regulación que dé respuesta a esta realidad también nueva y que permita compatibilizar la actividad y la convivencia en la zona de Padre Molina”, señala Benlloch. A partir de ahora, una vez trasladado el borrador a la mesa técnica, los diferentes departamentos municipales incorporarán sus propuestas. “El tardeo y la zona de tascas han surgido hace apenas dos años en Vila-real y se han ido consolidando como una actividad de ocio reflejo de la ciudad viva y dinámica que somos. Pero, como toda nueva actividad, genera distorsiones para las que, día a día, tratamos de buscar equilibrios que garanticen la convivencia. Hemos estado trabajando en esta cuestión desde hace mucho tiempo, contratando a un abogado externo para que analizara la situación y presentara una propuesta jurídico-técnica”, concluye.