Vila-real aprueba el presupuesto del reequilibrio con 45,6 millones de euros para reforzar e impulsar el modelo de ciudad

Vila-real aprueba el presupuesto del reequilibrio con 45,6 millones de euros para reforzar e impulsar el modelo de ciudad

El Ayuntamiento de Vila-real aprobó  el presupuesto que marcará las políticas y la actividad municipal de este 2017. Las cuentas, con un total de 45.639.000 euros, caracterizadas como las del reequilibrio, tienen un marcado carácter social y se centrarán, un año más, en el refuerzo e impulso del actual modelo de ciudad.

De este modo, el área de Servicios Sociales, Sanidad y Educación supone aproximadamente un 14% del presupuesto. En la misma línea, Servicios Públicos, con un 13% precede al área de Deportes, con un 8% del montante global, y por delante también del área económica, que engloba a Economía, Territorio e Innovación, con un 6%.

Asimismo, dentro del capítulo de gasto, destaca el destinado a desembolso corriente, con un 44%, que como cada año se destinará al mantenimiento de espacios y al día a día a día del funcionamiento de la ciudad, lo que también se traduce en la contratación de empresas locales. A este bloque de gasto le sigue el destinado a las operaciones financieras, en el que se prevé el pago de la amortización del préstamo de 20 millones de euros suscrito por el ejecutivo del PP en su última legislatura.

El presupuesto de 2017 contempla también cerca de 2,5 millones de euros para inversión, centrada en la mejora y ampliación del cementerio, así como en la adecuación de la nueva sede comarcal de Cruz Roja, en el acondicionamiento del centro cívico de María de Luna o en la adquisición de mobiliario para vivienda social. También destaca el área de Deportes, donde, entre otras cuestiones, se espera construir la pista de atletismo de la Ciutat Esportiva Municipal y añadir una grada al pabellón Melilla, sin olvidar la cuota de adquisición del Gran Casino y la anualidad del Molí la Vila, entre otros proyectos.

El alcalde, José Benlloch, que recuerda que las cuentas están adaptadas al nuevo escenario de colaboración con otras entidades, como la Generalitat y la Diputación, ha destacado los problemas que “hemos tenido que solucionar para no tener que aprobar unos presupuestos irreales y en los que no se refleje nuestro principal rasgo característico, que es la responsabilidad, tras un año muy duro, en el que además de acusar la bajada del IBI, hemos seguido pagando algunos de los empastres y la ruina que nos dejó el PP”.

Entre las gestiones realizadas en los últimos días para cuadrar el presupuesto, el equipo de gobierno, formado por PSPV-PSOE y Compromís per Vila-real, ha integrado más del 80% de las propuestas de PP i Ciutadans tras estudiarlas. El primer edil destaca la facilidad para incorporar muchas de las peticiones “puesto que ya estaban reflejadas en las cuentas, pero querían que constasen de una manera más específica a nivel nominal”. Asimismo, se han añadido otras propuestas que serán estudiadas y valoradas durante el año e ideas que estaba previsto realizar una vez se tuviera la previsión de remanentes y que incluyen la reforestación del paraje del Termet, la mejora del plan de transparencia; un convenio con Afervil, o la elaboración de un plan territorial de Emergencias, entre otras.

“El presupuesto que aprobamos hoy es un presupuesto realista, que mantiene la línea emprendida hace cinco años por el equipo de gobierno de impulsar un nuevo modelo de ciudad, que podría avanzar todavía más si no tuviésemos que afrontar cada año los empastres urbanísticos del anterior gobierno popular”, defiende Benlloch, al tiempo que destaca el carácter social de las cuentas, “centradas en mejorar la vida de las personas”.