Vila-real analiza el perfil y necesidades de los más de 2.000 voluntarios locales para impulsar un plan de apoyo y formación

voluntarios  Mujer, de aproximadamente 40 años y con una dedicación de unos siete años a la labor social es el perfil medio de los 2.077 voluntarios que trabajan en la actualidad en las diferentes asociaciones sin ánimo de lucro que existen en Vila-real. Este es uno de los principales datos que refleja el Estudio de la situación del voluntariado local en Vila-real, impulsado por la concejalía de Solidaridad, Integración y Cooperación Internacional y presentado esta mañana por el responsable del área, Alejandro Moreno. El estudio realiza un diagnóstico de la situación de los voluntarios locales, con el objetivo de conocer sus carencias y elaborar un plan de apoyo y de formación del voluntariado que responda a sus necesidades. El informe se distribuirá a las diferentes entidades con presencia en la ciudad.

“El estudio nos permite conocer, por ejemplo, que, entre las necesidades formativas de los voluntarios vila-realenses, destacan aquellas de carácter grupal, en particular las relacionadas con la gestión de conflictos, cuestión en la que ya estamos trabajando desde la ámbito de la mediación, además del trabajo en equipo o las dinámicas de grupos”, detalla Moreno. La posibilidad de disponer de una agenda común de actividades y que la formación se realice en fin de semana son otras de las peticiones planteadas por los voluntarios locales.

Del análisis de debilidades y fortalezas, el estudio de situación revela que uno de los principales factores a mejorar es la burocracia administrativa y la falta de recursos. Por el lado contrario, las entidades destacan como fortalezas la satisfacción de contribuir a la mejora del entorno y la situación social o la participación en estructuras que favorecen la integración social.

“La elaboración de este estudio surge fruto de la preocupación del equipo de gobierno por apoyar y promover el voluntariado local y dotarlo de las herramientas necesarias para fomentar la participación de la ciudadanía”, detalla Moreno. El responsable de Solidaridad, Integración y Cooperación Internacional avanza, en este sentido, que los resultados del análisis de situación servirán para desarrollar un plan de apoyo al voluntariado local y definir también un programa formativo vinculado con las actividades de las entidades locales y los objetivos y necesidades que se plantean. Moreno ha destacado también la elevada cifra de voluntarios que actúan en el municipio, “que viene a demostrar que en Vila-real tenemos una población significativa vinculada con las labores altruistas del voluntariado, si bien todavía es necesario seguir impulsando medidas de apoyo como las que venimos desarrollando desde el Ayuntamiento de Vila-real para que el trabajo y los valores del voluntariado lleguen cada vez a más gente”.