Rosario Royo anuncia mejoras en el cementerio

La concejala del Cementerio, Rosario Royo, ha anunciado que “atendiendo el compromiso adquirido por el anterior equipo de gobierno”, el Día de Todos los Santos, el Cementerio Municipal, dispondrá de las 12 lápidas con los restos de las Dominicas “en recuerdo y memoria de las monjas que ocuparon, durante muchos años, el antiguo convento de nuestra ciudad”. Según Royo, “recientemente, nos hemos puesto en contacto con la congregación y, siguiendo sus instrucciones, hemos preparados las lápidas con el escudo y el nombre de la orden dominica”. Además para la festividad de Todos los Santos también está previsto que se estrene un plano del Cementerio Municipal, que se ubicará en la entrada, para indicar las unidades y el lugar donde están enterrados los personajes ilustres vila-realenses. A este respecto, la responsable del Cementerio ha explicado que ha sido la ceramista local Marisa Vidal, “quien se ofreció a realizar este plano de cerámica de forma voluntaria y que podrá ser fácilmente reparado en caso de deteriorarse algunas de las piezas de la muestra”.

Además la edil ha explicado que, a mediados del mes de noviembre, serán publicadas las bases para que las empresas locales puedan optar a hacerse cargo de las obras de la construcción de la isla número nueve del Cementerio Municipal. Una infraestructura que cuenta con un presupuesto de 100.000 euros y que, como ha destacado la edil, “es muy importante porque significará 72 nichos más para el camposanto”.  Otra de las actuaciones previstas enmarcadas en el Plan de Mejora del Cementerio es la de construir otra nueva cubierta “ya que por una serie de defectos y una deficiente construcción” hay unas cuantos nichos que estaban “muy deteriorados”. “Vamos a acometer esta actuación para poder paliar su mal estado” ha afirmado Royo y ha especificado que estos trabajos están presupuestados en, aproximadamente, 20.000 euros. La responsable del Cementerio ha recordado que las tareas se están haciendo poco a poco y que se trata de unas mejoras que se acometen, progresivamente, mediante partidas anuales de inversión “en la medida que el presupuesto lo permite”.