Protección Civil forma a 31 aspirantes a voluntarios de toda la provincia con el curso básico del Ivaspe en Vila-real

formacionproteccioncivil  Un total de 31 aspirantes a voluntarios de Protección Civil de la provincia de Castellón han participado en el Curso de Formación Básica de Protección Civil de la Comunidad Valenciana, impartido en Vila-real por el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe) con el objetivo de facilitar a todas aquellas personas que quieren formar parte del cuerpo de voluntarios de este servicio de emergencias la formación necesaria para ingresar en las agrupaciones de la provincia. En concreto, los 31 aspirantes de esta edición del curso se incorporarán, en el caso de superar las pruebas, a las agrupaciones de Vila-real, Burriana, Onda, Nules y la Llosa.

El curso, que ha finalizado este fin de semana con una simulación de actuación en un siniestro, cuenta con clases teóricas impartidas por profesores habilitados por el Ivaspe en la jefatura de la Policía Local y clases prácticas desarrolladas en distintas localizaciones de Vila-real. En las distintas sesiones, los aspirantes reciben formación en prevención e intervención en emergencias, comunicaciones, primeros auxilios, normativa aplicable a sus funciones, planes de emergencia, búsqueda y localización de personas desaparecidas, así como actuación en incendios y accidentes con mercancías peligrosas.

“La formación a través de estos cursos del Ivaspe asegura la homogeneización de las actuaciones del voluntariado en situaciones de emergencia, además de crear empatía y unión entre los miembros de las diferentes agrupaciones, con las que se coincide habitualmente en la asistencia a eventos y emergencias en toda la provincia”, valora el técnico del Servicio Municipal de Protección Civil, Ismael Solsona. En esta línea, el responsable del servicio explica que habitualmente “los ayuntamientos que celebran eventos multitudinarios, deportivos, taurinos o pirotécnicos, en los que se precisa personal de Protección Civil, solicitan ayuda a otros municipios para poder cubrir estos eventos, ya que con los voluntarios locales no se contaría con el personal suficiente”.

Frente a esta realidad, el hecho de que los voluntarios tengan que superar los cursos del Ivaspe garantiza que los miembros de todas las agrupaciones de la provincia tengan una formación homogénea y conozcan la metodología precisa para poder actuar en cualquier situación y municipio de una forma estandarizada y efectiva. “Cuando la formación de los voluntarios se realizaba de forma individual en cada ayuntamiento, había demasiadas diferencias formativas entre los distintos voluntarios, llegando incluso en ocasiones a tener que prescindir de la ayuda de alguna agrupación por el desconocimiento de la operativa de Protección Civil”, detalla Solsona. “En la actualidad, cuando un evento precisa voluntariado externo al municipio, tenemos la seguridad de los voluntarios conocen las diferentes operativas y esto simplifica mucho las tareas de organización, los costes y los tiempos de preparación”, añade.

El voluntariado de Protección Civil ingresa en el cuerpo tras solicitarlo al Ayuntamiento. Cuando finalizan este curso, tras un periodo de prueba de seis meses, pasan a formar parte de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de la localidad.