El Molí la Vila se convertirá en una cafetería cultural y creará un estanque urbano en su entorno inmediato

El Molí la Vila se convertirá en una cafetería cultural y creará un estanque urbano en su entorno inmediato

Tras finalizar la primera fase de rehabilitación del Molí la Vila, el Ayuntamiento ya trabaja en una segunda intervención que permitirá abrir al público el emblemático edificio del siglo XVI y poner en valor el entorno en el que se encuentra. El concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, ha anunciado el que el histórico inmueble se convertirá en una cafetería cultural que, a sus espaldas, tendrá un estanque urbano que reproducirá un hábitat fluvial con flora y fauna autóctonas.

“Si la primera fase, que tardó más de lo que nos gustaría, se llevó a cabo gracias a un convenio singular entre Ayuntamiento y Diputación, en esta ocasión vamos a invertir la aportación que anualmente hace la Administración provincial a nuestra ciudad para realizar una segunda intervención que permita darle uso al recinto”, explica Obiol.

Así, los 180.000 euros que el ente aporta a Vila-real dentro del Plan Castelló 135 -125.008,68 euros más IVA- servirán para sufragar la obra que permitirá convertir el Molí la Vila en una cafetería cultural accesible. No es este el único objetivo del consistorio, que también recreará un hábitat fluvial en la parte posterior del edificio mediante una lámina de agua, vegetación propia de Vila-real y especies como patos u otras aves acuáticas, en un área que llegará hasta la actual pasarela provisional, que també será sustituida.

“El objetivo de hacer una cafetería cultural en este punto responde a las múltiples posibilidades que puede ofrecer, ya que justo al lado se encuentra la Biblioteca Universitària del Coneixement, que próximamente acogerá la sede de la Escuela Oficial de Idiomas, por lo que daría servicio a muchos alumnos llegados de toda la comarca”, indica Obiol, quien recuerda que en los alrededores también está la sede de la UNED, el colegio de la Consolación y diversos servicios municipales. Además, señala que la cafetería tendrá una dimensión museística y artística, por lo que, “además de ser una oportunidad de negocio, es una oportunidad cultural alternativa, en la que se podrían ofrecer incluso actuaciones en directo, por lo que será diferente a lo que ya conocemos”.

En este sentido, Obiol destaca el embellecimiento del entorno y afirma que “es una forma de darle un nuevo uso a una instalación tradicional, convirtiéndola en un espacio muy interesante y en una alternativa de consumo de ocio para una ciudad como Vila-real, que apuesta por la cultura”. Se espera que los resultados sean visibles a lo largo del 2019.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *