Manuel Vilanova, inocente

Dos vecinos de Vila-real denunciaron al Alcalde en aquel entonces de esta ciudad, Manuel Vilanova, y al administrador de la empresa Roig Cerámicas, S.A., por el elevado ruido que, procedente de la citada fábrica, se oía en el interior de su vivienda.

La Audiencia Provincial de Castellón absolvió a Vilanova de dos delitos de abuso de autoridad y rechazo a prestar auxilio, y a Llop de un delito contra el medio ambiente.

Los vecinos denunciantes recurrieron en casación al Tribunal Supremo, que condenó en octubre de2006 aVilanova a un año y medio de cárcel y ocho de inhabilitación para cargo público, y a Llop a dos años de prisión y una multa por un delito contra el medio ambiente.

Después de que el Tribunal Constitucional rechazara el recuso de amparo, los demandantes acudieron, por separado, al Tribunal de Estrasburgo en 2009, si bien más tarde se unificaron sus demandas en un único caso.

Hoy por fin se ha sabido que el Tribunal de Estrasburgo lo ha absuelto del delito y lo ha declarado inocente.

En breve, Núria Goterris, entrevistará al exalcalde, Manolo Vilanova, para que nos explique cómo se ha llevado el caso y cómo lo ha vivido él durante este tiempo.