Los colegios de Vila-real escolarizarán a 572 niños y niñas de 3 años el próximo curso escolar

escolares  Un total de 572 niños y niñas nacidos en el 2011 serán escolarizados en alguno de los centros educativos de Vila-real. Según ha informado la concejala de Educación, Rosario Royo, el pasado 21 de abril, se cerró el plazo de escolarización ordinario de los nuevos alumnos de 3 años y, por orden de preferencia, los colegios más demandados son el José Soriano, Nuestra Señora de la Consolación, Angelina Abad y Escultor Ortells. En el CEIP Cervantes, Botànic Calduch, Pasqual Nácher, Pius XII, Gimeno Barón y Bisbe Pont “de momento, aún quedan plazas”.

“Podemos decir que aproximadamente el 90% de los niños y niñas de nueva escolarización en Vila-real comenzará el curso en el centro donde han hecho la solicitud como primera opción”, ha afirmado la edil quien añade que “aunque no se consiga acceder a una plaza en el primer centro solicitado, las familias pueden estar muy tranquilas porque todos los colegios de la ciudad cuentan con un profesorado excelente y buenas infraestructuras”.

Éstas han sido algunas de las cifras más representativas para el curso escolar 2014-2015 que ha presentado esta mañana la responsable de Educación quien ha querido hacer pública también la respuesta recibida por parte de la Conselleria ante la propuesta presentada y aprobada recientemente en el pleno municipal para que sean rebajadas las ratios actuales “ya que son demasiado elevadas”. “La respuesta del la Conselleria es que trasladará nuestra solicitud a los diferentes grupos parlamentarios para que sea estudiada” ha expresado la edil. Una demanda que responde a la necesidad “de velar por nuestros alumnos y hacer constar que una masificación en infantil, con una aula con aproximadamente 30 niños no es ni lo más operativo ni lo más idóneo”. En este sentido Royo ha valorado que, una clase de, aproximadamente 20 alumnos, “es mucho más factible y aceptable pedagógicamente para que los alumnos puedan recibir un trato equilibrado e igualitario”.

Además ha denunciado que “los continuos recortes aplicados por parte de la Generalitat son una ataque a la educación que perjudica gravemente en una enseñanza pública y de calidad” y que la racionalización de los gastos públicos en el ámbito educativo de la Conselleria “está llevándonos a una supresión en el número de aulas y maestros”. “Unas decisiones que significan menos horas de apoyo para los alumnos y menos tiempo para preparar proyectos de mejora y calidad en los centros”, afirma la concejala quien, finalmente, ha denunciado que la supresión de las líneas en valenciano, “además de aumentar los recortes docentes, impiden que las familias tengan la opción a una enseñanza plurilingüe en valenciano y hace que los alumnos adquieran menores competencias lingüísticas para un futuro laboral cada vez más competitivo y plurilingüe”.