La Policía Nacional detiene en Vila-real a un hombre por “grooming”, incluyendo agresión sexual y corrupción de menores

aabuso  La Policía Nacional detiene a un español, vecino de Vila-real de 36 años de edad, como presunto autor de los delitos de agresión sexual, corrupción de menores, amenazas y descubrimiento y revelación de secreto, tras acosar durante años a una niña desde que ella tenía catorce años de edad, utilizando un perfil falso en las redes sociales.

El pasado jueves se recibía una denuncia en la Comisaría de Castellón, en la que una joven de apenas 18 años de edad, denunciaba lo que para los investigadores, encajaba en el concepto más literal de grooming “(en español «acicalar») hace referencia a una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional con el mismo, con el fin de disminuir las inhibiciones del niño y poder abusar sexualmente de él. En algunos casos, se puede buscar la introducción del menor al mundo de la prostitución infantil o la producción de material pornográfico”.

Los hechos se iniciaron en el verano de 2010, cuando la víctima contaba con solo 14 años de edad, y fue captada a través de una aplicación de mensajería instantánea, donde nació una relación de “amistad”, supuestamente con un joven de su edad. Tras conocerse “bien”, ya que el hombre había conseguido saber de su víctima demasiada información personal, entre ella, su dirección, comenzaron las amenazas: le exigía fotografías de contenido sexual, y que si no lo hacía, iría a su casa para golpearla y violarla, a lo que finalmente accedió.

Espiral: cuanto la víctima más cede, él más poder tiene sobre ella

Tras ello, continuaron las amenazas, elevando a la vez las exigencias, entrando en una espiral, en el que mientras la niña más cumplía con sus exigencias, él más material tenía para chantajearla y exigirle más.

Tras meses de amenazas y chantajes, logro obtener hasta videos de la menor, tanto eróticos como pornográficos, consumándose la figura del grooming, cuando la obligó a verse supuestamente con un amigo suyo (que era él mismo), bajo las amenazas de publicar sus videos y fotos en las redes sociales.

El encuentro, le obliga a quedar con un “amigo” suyo: él mismo

El detenido, haciéndose pasar por un amigo del acosador, quedó con la joven en una céntrica calle de Vila-real, donde se vieron, y al parecer, bajo amenazas la hizo ir con él a su domicilio, donde abuso de ella sexualmente, insistiendo tras el encuentro, en quedar nuevamente con ella, lo que la tenía aterrorizada.

Tras la investigación policial que logró dar con la identidad real del usuario de los diferentes perfiles, procediendo a la detención de este hombre como presunto autor de los delitos de agresión sexual, corrupción de menores, amenazas y descubrimiento y revelación de secreto.

Se continua investigando, esperando dar con nuevas víctimas

La investigación policial continua con el análisis de los equipos informáticos intervenidos, a la espera de detectar nuevas víctimas, ya que el acosador en la red, normalmente no ataca a una sola niña, sino que lo hace con habitualidad, inicia contactos amistosos, hasta que consigue “conectar” con una que confía en él y que lo ve como un amigo, para empezar a obtener información con la que luego hará que ceda a todas sus exigencias.

El detenido cuenta con antecedentes policiales, y tras ser puesto a disposición de la autoridad judicial esta ha ordenado su puesta en libertad.