La Policía Local descubre hachís oculto en un vehículo intervenido gracias a la actuación de los perros de la UCAN

La Policía Local de Vila-real ha detenido a dos personas por dos presuntos delitos contra la seguridad del tráfico y la contra la salud pública, al ser sorprendidos con hachís en el interior del coche que conducían sin el correspondiente permiso de conducción. Tras la detención y el traslado del vehículo intervenido al depósito municipal, uno de los perros adiestrados de la Unidad Canina ha descubierto más hachís oculto en uno de los embellecedores del vehículo.

Los hechos sucedieron en la tarde de ayer, cuando los agentes de la Policía Local acudieron a asistir en un accidente sin heridos ocurrido en la intersección entre las avenidas Italia y Pío XII entre dos vehículos, uno de ellos el ocupado por los dos arrestados, H. E. G. y A. M. Al solicitarle al conductor del coche la documentación, los agentes comprobaron que no tenía permiso de conducir, motivo por el cual procedieron a su detención por delito contra la seguridad del tráfico.

Durante la actuación en el siniestro, los agentes de la Policía Local detectaron síntomas de nerviosismo, por lo que se inició una inspección al vehículo que detectó la presencia de 32 gramos de hachís en tres piezas escondidas en los embellecedores del coche. Por este motivo, se procedió a la detención de los dos ocupantes del vehículo por un supuesto delito contra la salud pública, así como su posterior traslado a la comisaría de la Policía Nacional.

Ya por la noche, con el vehículo intervenido retirado al depósito municipal, una última inspección del coche ha permitido localizar más hachís en su interior. Ha sido en este caso uno de los perros adiestrados de la Unidad Canina quien ha localizado las sustancias. El perro y el agente responsable de la UCAN se trasladaron al depósito municipal tras ser informado de las detenciones y, al realizar una comprobación en el interior del vehículo, se observó cómo el perro marcaba de forma intensa la parte lateral trasera del vehículo, donde, una vez retirado el embellecedor, ha sido localizado escondida en un soporte la sustancia intervenida.