La Policía Local de Vila-real lleva a cabo controles de detección de drogas a los conductores para prevenir accidentes

antidrogas  La Policía Local de Vila-real ya está llevando a cabo los primeros controles para detectar el consumo de drogas entre los conductores. Así lo han anunciado hoy el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo y el intendente general jefe de la Policía Local, Jose Ramón Nieto, quienes han dado a conocer la nueva medida que será aplicada por los 35 agentes que acaban de recibir formación específica para poder realizar este tipo de pruebas durante todo el año.

El funcionamiento del nuevo test consistirá en una prueba salival que se hará a los conductores a través de la cual se detectará si se ha consumido alguna sustancia. Un aparato que distingue si el consumo es de cocaína, cannabis, éxtasis, heroína, anfetaminas o metanfetaminas. Además habrá un segundo análisis, con la cadena de custodia y conservación establecida, que será remitido a un laboratorio para confirmar el resultado.

Las multas, en caso de dar positivo, ascienden a 1.000 euros además de suponer la pérdida de seis puntos del carné de conducir y, en caso de negativa, según ha explicado el jefe de la Policía Local, se tramitaría como un delito contra la seguridad vial.

Nieto ha señalado que las pruebas se practicará tanto en campañas específicas como en controles rutinarios y que, en algunos casos, estarán vinculadas también a la prevención en el consumo de alcohol. “Aunque principalmente se harán los fines de semana no hay que olvidar que los efectos de algunas sustancias pueden durar entre dos y cinco días” ha especificado el jefe de la Policía Local.

“Se trata de una nueva herramienta preventiva con la intención de contribuir a una mayor seguridad vial” ha destacado el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo “cuya intención última es garantizar la seguridad de los vecinos y, en lo posible, evitar accidentes”, ha añadido.

Durante la formación del curso, homologado por el Ivaspe, los 35 agentes hicieron controles un día laboral a las 12 del mediodía y, de las 15 pruebas realizadas, dos dieron positivo.