La nueva Ciudad Deportiva de Vila-real, un gran parque que supone “el mayor proyecto de inicios del siglo XXI”

ciudaddepor  La Ciudad Deportiva Municipal dotará a Vila-real de una gran zona ajardinada con dos campos de fútbol, circuito de running, pista polideportiva y pista de entrenamiento de atletismo, entre otros equipamientos, para completar la “gran manzana dedicada al deporte y la salud” que el equipo de gobierno de Vila-real proyecta en el área de dos kilómetros que conforman el CTE, el IES Miralcamp y Ciudad Deportiva del Villarreal CF y el futuro pabellón de Melilla. El alcalde de la ciudad, José Benlloch, y el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, han dado a conocer esta mañana los pormenores del “mayor proyecto urbanístico del primer cuarto del siglo XXI en Vila-real”, cuyas obras saldrán a licitación la próxima semana con la previsión de poder iniciarse en noviembre.

El proyecto supone la actuación sobre una superficie de 58.564 metros cuadrados, de los que 14.900 se destinarán a pistas deportivas. En concreto, la actuación contempla dos campos de fútbol convertibles en cuatro campos de fútbol 7; siete edificios auxiliares (control, vestuarios, almacenes, aseos y bar); un circuito de running de 1.200 metros; una pista de balonmano, baloncesto y fútbol sala; 200 plazas de aparcamiento; un completo circuito de aparatos biosaludables; y una pista de entrenamiento de atletismo, además de 15.000 metros cuadrados de zona ajardinada y vial de conexión con la avenida Alemania. El ajardinamiento incluirá diferentes tipos de arbolado y vegetación, teniendo en cuenta criterios climatológicos y de agua, entre los cuales se ha previsto la plantación de palmeras whasingtonias en los principales puntos del parque para indicar los espacios singulares. Iluminación, bancos, fuentes y otro mobiliario urbano completan la obra.

Con este proyecto, además de incrementar la dotación deportiva de la ciudad, se da solución al “problema histórico de la Bassa d’Insa, convirtiéndola en el jardín más grande de Vila-real y mejorando además el tráfico y la seguridad en la zona, gracias al vial de acceso que incluye el proyecto”, argumenta Benlloch. El alcalde recuerda, además, que la Ciudad Deportiva Municipal “permitirá configurar una gran manzana en torno al Casal de Festes dedicada al deporte y la salud, con los módulos formativos en Deportes del IES Miralcamp, el pabellón Melilla a 400 metros, la Ciudad Deportiva del Villarreal y el CTE a sólo 350 metros”. “En dos quilómetros a la redonda, configuraremos una gran manzana del deporte y la salud que, junto a las condiciones privilegiadas de nuestra ciudad por su ubicación cercana al mar y la montaña, el clima o su tamaño medio, nos colocan en una posición ideal para competir en el mundo en materia deportiva; un sector que ofrece grandes oportunidades de futuro, no sólo desde el ámbito de la salud y la calidad de vida, sino también económicas”, añade el primer edil.

“La Ciudad Deportiva Municipal es el proyecto más importante que conocerá Vila-real en la primera mitad del siglo XXI, con infraestructura verde, deportiva y de salud, que le darán valor añadido. Es un proyecto plenamente insertado en la ciudad, que hace ciudad, y que si es posible en estos momentos es gracias a la gestión responsable del equipo de gobierno”, señala el concejal de Territorio, quien recuerda que se trata de una ciudad deportiva que “el PP no quiso, no pudo o no supo hacer en 16 años”.

Las obras salen a licitación con un presupuesto de 3.063.344 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, que el ejecutivo prevé acortar como mejora en las ofertas que se reciban con el objetivo de poder tener listo el vial de acceso y uno de los campos de fútbol operativos en el mes de abril. “Con todas las reservas, la previsión es que, si todo va bien, las obras puedan empezar a principios de noviembre, con la idea de iniciar primero los trabajos en el vial de acceso y los campos de fútbol”, avanza el alcalde, quien ha querido agradecer el trabajo del departamento de Urbanismo, que ha redactado el proyecto, y la colaboración de los propietarios de los terrenos “por el futuro de la ciudad”.