La “coveta” de la Mare de Déu se abre tras su restauración

El Termet de la Mare de Déu de Gràcia abre de nuevo la coveta a las visitas de vecinos y turistas, después del proceso de restauración al que se ha sometido el oratorio donde se custodia la imagen de la patrona y que ha devuelto a las pinturas murales su esplendor barroco original. El alcalde de la ciudad, José Benlloch, la directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IV+R), Carmen Pérez, el presidente de la Fundación Caixa Rural Vila-real, Enric Portalés, el diputado provincial de Cultura, Héctor Folgado, han visitado hoy la coveta para conocer el resultado de la intervención del IVC+R en los frescos. A partir de ahora, el oratorio estará abierto al público los domingos por la mañana, para que los vila-realenses puedan visitar uno de los recintos más emblemáticos de la tradición religiosa local, así como siempre que un grupo lo solicite en la Oficina de Turismo.

            La restauración de las pinturas murales, ha sido posible gracias a la colaboración de las tres instituciones, con una inversión global de 14.726 euros (30% IVC+R y Caixa Rural y el 40% restante, a cargo del Ayuntamiento). Los trabajos han consistido principalmente en el tratamiento de las humedades, desprendimiento y abombamientos de los frescos debido al paso del tiempo.