Els XIV Premis Poble emocionan a los vila-realenses

IMG-20140214-WA0010  Un auditorio abarrotado de público se convirtió por decimocuarta ocasión en una auténtica fiesta homenaje a todos los vila-realenses dentro de los actos del 740 aniversario de la Carta Pobla. En está ocasión, se disfrutó, se recordó y se vivió el mejor vila-realerismo gracias a las numerosas personas que se congregaron para disfrutar con esta gala, un evento cultural que cuenta con el respaldo y aplauso de toda la sociedad local.

  La fiesta comenzó en la misma entrada del auditorio gracias al Grupo de dolçainers i tabaleters El Trull de Vila-real, que pusieron la nota festiva y musical, y a la que se unió el detalle de entregar a todas las personas que accedían al salón un ramillete de roble y laurel, símbolos del escudo de nuestra ciudad, por parte del grupo del Roser.

  El espectáculo comenzó con la entrada al patio de butacas de Dolçainers i Tabaleters El Trull. Tras su ambientación, unas imágenes inéditas de la procesión de San Pascual captaron la atención del público mientras por el pasillo avanzaban los portadores de San Pascual con un cuadro con la imagen del patrón en sus manos. Las imágenes de la Virgen del Rosario y la Purísima por las calles de Vila-real provocaron las respectivas entradas de sus portadores, también con la imagen en sus manos. Finalmente eran los portadores de la Virgen de Gracia los que accedían con su imagen, mientras los espectadores disfrutaban de una proyección de imágenes de la patrona. Ya con todos los ‘portadors’ en el escenario entraba al auditorio el Rey Jaume I que poco a poco fue descubriendo los diferentes escudos de la historia del municipio para finalmente dirigirse a un extremo del escenario y depositar el escudo actual confeccionado a base de flores. La explosión de cohetes al ritmo de la Marxa de la ciudad daba paso al siguiente número.

El espectáculo siguió con la misma fuerza, ya que inmediatamente actuó el mago Yunke para dar paso a los galardonados. Las respectivas presidentas de la Asociación de Hijas de María del Rosario, Paula García, y de la Congregación de Hijas de María Inmaculada, Gemma Arrufat, recibieron sus respectivos premios de manos del teniente alcalde del Ayuntamiento, Pasqual Batalla, y del diputado de Infraestructuras, Héctor Folgado respectivamente. Por otro lado, Vicente Costa Seglar recogió el premio de manos del vicepresidente de les Corts Valencianes, Alejandro Font de Mora y finalmente fue el alcalde de Vila-real, José Benlloch, quien entregó la distinción a Javier Domingo Del Pozo.

La Coral San Jaime y la Unión Musical La Lira pusieron el punto final al acto al interpretar la pieza popular del maestro Rafael Beltrán, ‘Plou Plou’ para concluir después con el himno de Vila-real. Fue el broche final que despedía un evento cultural precioso que recupera y hace sentir a la ciudad con intensidad sus tradiciones.