El Termet recuperará este verano la playa del Millars en el meandro del río para su uso público y el impulso del paraje

playa  El río Millars recuperará este verano la antigua playa en la Revolta de la Mare de Déu de Gràcia. El Ayuntamiento de Vila-real ha recibido ya la última autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar para acometer los trabajos de restauración y adecuación de la zona mediante la eliminación de las especies invasoras y la revegetación del entorno con especies autóctonas de ribera. El proyecto cuenta con un presupuesto aproximado de 55.000 euros y forma parte del Plan de Recuperación e Impulso del Termet que viene desarrollando en los últimos años el equipo de gobierno para fomentar el paraje como atractivo natural y de ocio y motor económico de la ciudad.

El alcalde, José Benlloch, y el concejal de Sostenibilidad, Xus Sempere, han presentado esta mañana en el Molí de l’Ermita el proyecto, que, con la autorización de la CHJ, dispone ya de todos los permisos necesarios para poder proceder a su contratación y al inicio de los trabajos. “Se trata de uno de los proyectos en los que más ilusión hemos puesto, porque nos permite recuperar una zona tan emblemática y apreciada por todos los vila-realenses como es el Termet”, señala Sempere. En la misma línea, el alcalde incide en el impulso recibido por el paraje en los últimos años, con actuaciones como la adecuación de espacios como la sala de les Cavallerisses, el salón de actos de la Ermita, el CEA El Termet o la Casa de l’Assut, además del desbloqueo y la reapertura de la piscina del Termet, “que llevaba cinco años parada y que el actual equipo de gobierno redefinimos para integrar la histórica infraestructura en el magnífico paraje natural que es el ermitorio”. “En esta misma línea seguimos avanzando y pronto, probablemente la próxima semana, saldrá la plica para la concesión del restaurante del Molí, que completará las actuaciones realizadas en el entorno dando servicio al espacio natural, con el objetivo de que cada vez lo conozca más gente porque esa es también la mejor forma de respetarlo y apreciarlo”, señala Benlloch. A este respecto, el primer edil recuerda que la concesión del restaurante llevará aparejada la gestión de la terraza chill-out anexa pero independiente de la piscina y que se ha reservado una sala en el restaurante para su uso como espacio de congresos, dentro del proyecto Vila-real, ciudad de festivales, congresos y eventos.

El proyecto consiste en la erradicación de vegetación invasora, principalmente cañar que en algunos casos alcanza los cuatro metros de altura y que ha provocado la desaparición de especies autóctonas, mediante desbroces manuales y podas, así como la eliminación de rizomas y el tratamiento selvícola de la zona. La actuación incluye también la restauración y estabilización del talud y, finalmente, la revegetación del entorno con especies autóctonas de ribera. En concreto, se prevé la plantación de sauce, chopo o álamo, fresno, olmo y matorrales sobre una superficie estimada de 10.000 metros cuadrados. En la orilla del río se dejarán zonas sin revegetar para mejorar las vistas y el paisaje y se mantendrán explanadas en el conjunto del espacio con el objetivo de favorecer el uso público de todo el entorno.

La actuación se desarrollará al sur del meandro del Millars, en el tramo comprendido entre el río y la piscina municipal del Termet, y cuenta con un periodo de ejecución de dos meses desde el inicio de los trabajos, si bien se prevé que puedan estar listos en mes y medio, con el objetivo de que el entorno esté restaurado y acondicionado para su uso este mismo verano. Una vez culminado este proyecto, el equipo de gobierno se plantea ya para el futuro nuevas fases de actuación que permitan ampliar la zona restaurada de playa y el desarrollo de otros proyectos asociados al uso público del río, como la posibilidad de navegación en piraguas o la pesca deportiva, siempre a expensas de las autorizaciones pertinentes de la CHJ.