El restaurante El Molí reconvertido al nuevo Centro de Congresos El Molí de Vila-real

moli  El restaurante El Molí será el nuevo Centro de Congresos El Molí de Vila-real. La plica para la nueva concesión del local junto a la playa del Mijares, que se publicará la próxima semana, primará las propuestas que dediquen el espacio a la celebración de jornadas y conferencias, con uso preferente reservado para el consistorio tanto de los salones como de la carpa exterior. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, junto a la concejala del Termet y de Educación, Rosario Royo, ha anunciado esta mañana la publicación de la plica, que ha sido posible tras adquirir el Ayuntamiento el material y equipamiento del restaurante.

“El Molí se sumará, de esta manera, a la red de la marca Ciudad de Congresos, Festivales y Eventos, una apuesta que, sólo el año pasado, supuso el paso de más de 10.000 personas por la ciudad de Vila-real. Hemos creado un proyecto serio en base a dos espacios diferenciados para la celebración de jornadas: el área urbana y el entorno privilegiado como es el Termet”, señala Benlloch. En esta línea, el alcalde recuerda que la ciudad dispone de espacios para la celebración de congresos y jornadas como la Casa dels Mundina, la Fundación Caixa Rural a través del convenio firmado con el consistorio, la BUC, el Convent, la UNED o el nuevo Centro de Congresos, Ferias y Encuentros. La zona del Termet, con espacios como la sala de les Cavallerisses o el salón de actos del ermitorio, suma ahora este nuevo espacio, que Benlloch quiere reconvertir en el Centro de Congresos El Molí de Vila-real.

“Pero para hacerlo posible hemos tenido que invertir antes. El restaurante El Molí era otro más de los empastres del PP que encontramos al entrar en el gobierno municipal, entre otras cosas porque el material del local era del antiguo concesionario y el que entraba nuevo debía adquirirlo, lo que encarecía mucho la plica”, señala Benlloch, quien recuerda que la concesión quedó inicialmente desierta. Por esta razón, el consistorio decidió adquirir el equipamiento del restaurante, ahora propiedad municipal, y redefinir también el concepto del local, que de un restaurante con cafetería y salón de banquetes pasa a incorporarse a la red de congresos de la ciudad. “De un proyecto obsoleto y que suponía entrar en competencia con negocios locales que lo están pasando muy mal, reconvertimos El Molí en un nuevo espacio de oportunidades y un proyecto de futuro”, añade el alcalde.

Para ello, la plica del Molí incluye una serie de condiciones, que suponen, entre otras cuestiones, la reserva preferente de uso de los salones superior e inferior del local, además de la carpa, por parte del consistorio. La cafetería será de uso privativo del concesionario, que también se hará cargo del servicio de terraza ubicado junto a la piscina del Termet, con miras a su uso también como local chill-out, por una cantidad mínima de 24.120 euros más IVA al año. La mejora de las condiciones económicas se valorará con 35 puntos sobre 100, mientras que el grueso de los criterios para decidir la concesión (65 puntos) se refieren al proyecto de negocio: para la terraza, la celebración de congresos, la salud y el deporte, el paraje protegido del Millars y las actividades de formación en el ámbito gastronómico. En este punto, Benlloch avanza la idea de poder albergar en el local una sede de la Escuela de Hostelería de Castellón.

“De esta manera, vamos a reconvertir El Molí en un espacio de oportunidades, poniendo además un valor un entorno privilegiado como El Termet, consolidando el proyecto de Ciudad de Congresos y recuperando el servicio público mediante la colaboración público-privada”, concluye el alcalde, quien avanza que la adjudicación podría producirse en torno al 15 de junio.