El primer carril bici de Vila-real unirá la ciudad y el Termet a través de 1,7 kilómetros de vía reservada “y completamente segura”

carril bici (2)  El camino Ermita tendrá, en un plazo aproximado de unos dos meses, el primer carril bici urbano de la ciudad de Vila-real. La concejalía de Territorio ha iniciado esta semana los trabajos de este vial reservado a bicicletas “surgido desde el Consell de Participación Ciudadana para dar respuesta a una larga reivindicación de los vecinos y vecinos de Vila-real”. El proyecto, impulsado por las áreas de Sostenibilidad y Deportes y Salud y ejecutado desde Territorio, forma parte del plan de movilidad municipal, con el objetivo fundamental impulsar el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano sostenible y saludable en la ciudad.

Las obras de construcción del carril bici han comenzado en la rotonda situada en el cruce del camino Ermita con el camino viejo de Onda a Castellón y, una vez completada esta fase de mayor complejidad, continuarán desde el inicio del vial, a la altura de la calle Serra d’Aitana, hasta alcanzar el Termet. Se trata de 1.717 metros de carril bici que discurrirán por el arcén derecho del camino Ermita (sentido ermitorio), con una amplitud de 2,6 metros a los que se añadirán 0,60 metros más de separación a la calzada para garantizar la seguridad de los ciclistas. En total, se actuará sobre una superficie de 4.300 metros cuadrados, con un fresado y posterior colocación de una capa de asfalto “muy fina, para la circulación en bicicleta”. “El carril bici, con un presupuesto de unos 91.000 euros, será de doble dirección y estará perfectamente señalizado en las intersecciones para garantizar al máximo la seguridad de los ciclistas y usuarios del vial reservado. También se estudiarán las entradas particulares a los masets de la zona para dar en cada caso la mejor solución”, señala Obiol.

“El carril bici que ahora iniciamos es una obra importante y necesaria para la ciudad de Vila-real, para fomentar el uso de la bicicleta como un medio sostenible y seguir avanzando también en la mejora de la calidad de vida de la localidad y en nuestra apuesta por hacer de Vila-real una ciudad referente en los valores del deporte y la salud”, valora el concejal de Territorio. El edil recuerda que el proyecto forma parte del plan de movilidad urbana sostenible elaborado por la Universidad Politécnica de Valenciana a instancias de la concejalía de Sostenibilidad, a partir del cual se diseñó también la red de ciclocalles y viales limitados a 30 kilómetros por hora. “Vila-real era prácticamente la única población de rango intermedio que todavía no disponía de un carril bici; por eso, con estos trabajos damos respuesta a una carencia importante que tenía la ciudad en estos momentos e incidimos en el fomento de la bicicleta como elemento de movilidad urbana a través de un carril que estará perfectamente señalizado, identificado y homologado; un carril bici que será, además, un vial seguro para todos”, concluye Obiol.