El pleno de Vila-real da luz verde a la ordenanza que crea y regula las 32 parcelas de los huertos urbanos municipales

huertos El pleno del Ayuntamiento de Vila-real aprueba esta tarde la nueva ordenanza que crea y regula los primeros huertos urbanos municipales de la ciudad, que el departamento de Territorio ha habilitado en unos terrenos ubicados en la calle Ana Nebot. En concreto, se han creado 32 parcelas de 42 metros cuadrados, con las que se pretende ofrecer “una alternativa de ocio saludable” para los vecinos de Vila-real, al tiempo que promover “la recuperación y mantenimiento de una agricultura respetuosa con el medio ambiente” y plantear, además, “una alternativa de autoconsumo para aquellas personas que se encuentran en situación desfavorecida”. La ordenanza de huertos urbanos es uno de los puntos de un pleno que también dará luz verde al nuevo reglamento del cementerio, además de aprobar una declaración institucional contra la violencia de género, la prórroga de 10 años del convenio de colaboración con la Fundación Tots Units para la cesión de la sede del proyecto de empleo social Reciplana, así como el rechazo al recurso de casación del Consell contra la anulación del copago por el TSJ.

La ordenanza de los huertos urbanos establece, entre otras cuestiones, la prohibición de la explotación comercial de los cultivos que resulten del uso de las parcelas, así como la no utilización de productos fertilizantes ni fitosanitarios que puedan provocar perjuicios sobre la tierra o los acuíferos, estableciendo el cultivo en base a criterios de agricultura ecológica. Los beneficiarios de las autorizaciones de las parcelas deberán estar empadronados en Vila-real y cumplir los requisitos que se especifiquen en cada convocatoria, dando prioridad a los parados de larga duración y mayores de 45 años, pensionistas o personas con informe de Servicios Sociales, entre otras circunstancias. La autorización para el uso de las parcelas se concederá hasta el 1 de marzo de 2016 y, en el caso de quedar vacantes, se concederán nuevas autorizaciones por el resto de de tiempo de vigencia por riguroso orden de lista. La nueva ordenanza se someterá ahora a un plazo de información pública de 30 días, tras los cuales se entenderá aprobada definitivamente de no presentarse reclamaciones o sugerencias.

Por otra parte, el pleno aprueba también el nuevo reglamento del Cementerio Municipal, que amplía los servicios del camposanto con dos nuevas tipologías de enterramiento en osarios y panteones verticales, así como la ordenanza fiscal que regulará los precios de estos dos nuevos servicios. La modificación del reglamento se adapta también a la Ley de patrimonio de las administraciones públicas, que fija en 75 años el periodo máximo para las concesiones administrativas.

Además, ante la proximidad de la conmemoración, el 25 de noviembre, del Día contra la Violencia contra las Mujeres, el pleno votará también la declaración institucional de adhesión al manifiesto contra la violencia de género, por la cual el consistorio muestra su “rechazo más contundente ante cualquier situación de violencia física y psíquica que se ejerza contra las mujeres”, así como solicita la revisión integral de la Ley de la violencia de género y una nueva valoración de los protocolos de riesgo, entre otras cuestiones.

El pleno municipal mostrará también su apoyo al manifiesto de la Red Española de Ciudades Educadoras sobre la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local, que alerta del riesgo que la nueva ley supone para el equilibrio territorial y la igualdad de oportunidades en el ámbito de la enseñanza. La exigencia del cumplimiento de la sentencia del TSJ que anula el copago es otro de los puntos del pleno de octubre.