El derribo y adecuación de la casa de barrio de la Sénia resolverá los problemas “de años” de aluminosis en la sede vecinal

enderroca El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y los concejales de Participación Ciudadana, Xavier Ochando, y Territorio, Emilio M. Obiol, han visitado esta tarde la asociación de la Sénia para trasladar a los vecinos el proyecto elaborado por técnicos municipales para dar solución a la casa de barrio, afectada por aluminosis. El proyecto supondrá el derribo de la zona del edificio aquejada de este problema y la adecuación de la nave anexa como dependencias para el uso de los vecinos. El solar que quedará tras el derribo se acondicionará como área verde, en prolongación del jardín del Pou de Amorós.

“El estado de la sede de la Sénia ha sido una de nuestras principales preocupaciones en este barrio de la ciudad, aunque lamentablemente cuestiones legales han impedido que hasta ahora le pudiéramos dar una solución como merece el barrio a una problemática que la asociación de vecinos viene arrastrando desde hace muchos años”, recuerda el alcalde. “Con el proyecto actual, damos respuesta a las demandas de los vecinos del barrio pero, sobre todo, garantizamos la seguridad para que puedan llevar a cabo sus actividades y reuniones habituales y hacemos posible que los vecinos de la Sénia puedan seguir manteniendo una casa que fue construida por los propios vecinos del barrio y que es, por tanto, de gran valor emotivo para todos ellos”, añade.

El proyecto, tal como explica el concejal de Territorio, supondrá el derribo de la zona afectada por aluminosis y el resto de la nave, cuya demolición aconsejan los técnicos municipales por cuestiones de seguridad. La zona que quedará tras el derribo se ajardinará, dando continuidad al parque del Pou de Amorós, junto al cual se ubica la asociación de vecinos de la Sénia. En la nave anexa al local a demoler, que forma parte también del edificio social, se procederá a la realización de trabajos de rehabilitación y acondicionamiento. Los trabajos supondrán la adecuación de algo más de 214 metros cuadrados como sede vecinal con espacio para almacén, salas y despachos.

“Desde el área de Participación Ciudadana, siempre nos hemos mostrado muy sensibles a las necesidades de este barrio. Nuestra principal prioridad ha sido en todo momento garantizar la seguridad de los vecinos de la zona y que pudieran desarrollar sus actividades con las máximas garantías”, señala Ochando. En esta línea, tanto el concejal del área como el edil de Territorio señalan que “el proyecto que hemos trasladado hoy a la asociación de vecinos da respuesta a estas dos necesidades fundamentales, al tiempo que permitirá incrementar el área verde en el barrio”. “Hemos querido presentar a los vecinos el proyecto para recabar sus impresiones y, por supuesto, que puedan también incorporar mejoras a la que será en breve su nueva casa”, concluye Ochando.