El circuito de running del Termet habilitará un recorrido de 2,2 kilómetros integrado en el entorno

runing  El paraje del Termet contará este año con un completo circuito de running de 2,2 kilómetros de longitud, integrado en el entorno, que conectará de manera segura las dos zonas de pinar y el área de aparcamiento a través de un paso subterráneo de cuatro kilómetros de ancho. El proyecto, que ha presentado hoy el alcalde, José Benlloch, y los concejales de Territorio, Emilio M. Obiol, y Deportes y Salud, Silvia Gómez, junto a los responsables de la empresa adjudicataria, Pavasal, se enmarca dentro del Plan de Mejora y Recuperación del Termet y forma parte también del proyecto de Vila-real como Ciudad del Deporte y la Salud.

“Este proyecto viene a completar de alguna forma las actuaciones mínimas que debíamos hacer para convertir el Termet en un espacio referente, tanto para la calidad de vida de los vila-realenses como dentro de la marca de ciudad de la salud y el deporte, en la línea de actuaciones como la playa del Millars, la restauración del Molí, el Museo Etnológico, la piscina o el carril bici”, señala el alcalde. “Esta espacio”, añade, “es ideal para la práctica del deporte, como lo es también la ciudad de Vila-real en su conjunto, y por eso estamos haciendo una especial incidencia en la puesta en marcha de dotaciones deportivas que aprovechan el espacio urbano, como los juegos biosaludables en todos los jardines, el workout de Alaplana o el gimnasio al aire libre instalado también en el Termet, además de las infraestructuras como la futura ciudad deportiva, el CTD o la ciudad deportiva del Villarreal, que harán de Vila-real una de las ciudades con mayor número de instalaciones deportivas”.

El circuito de running, con un presupuesto de 193.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses, consistirá en la reconstrucción, delimitación y acondicionamiento de una pista para la práctica del deporte o el paseo en la zona del pinar del Termet a ambos lados del camino Ermita, que quedarán conectados con un paso subterráneo a la altura de la Casa de l’Assut de cuatro metros de amplitud y completamente iluminado. El circuito tendrá un recorrido de 2,2 kilómetros, en una pista de zahorra delimitada por una traviesa de madera de pino, integrándose de esta manera en el entorno natural. “Este proyecto es una prioridad para el equipo de gobierno y, si no lo hemos hecho antes, es para evitar las molestias que podían ocasionar los trabajos durante el verano”, señala Benlloch.

“Tener un circuito para la práctica de running en condiciones era una inversión necesaria y muy demandada en la ciudad, con la que seguimos avanzando y completando las dotaciones deportivas de Vila-real, tanto en infraestructuras como al aire libre”, valora la concejala de Deportes y Salud. En la misma línea, el edil de Territorio destaca que se trata de una “actuación modesta pero necesaria, que garantizará la práctica del deporte y el paseo de una manera segura y potencia todavía más el pulmón verde de nuestra ciudad que constituye el Termet de la Mare de Déu de Gràcia”.

Las obras del circuito de running han comenzado hoy mismo y se ejecutarán por fases, con el objetivo de habilitar en el mínimo tiempo posible una primera parte del recorrido y permitiendo en todo momento la circulación de vehículos para minimizar las molestias que los trabajos puedan ocasionar.