Desde el Ayuntamiento de Vila-real hacen balance de las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia 2014

balance  El tradicional castillo de fuegos artificiales puso anoche el broche final a las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia marcadas por las altas temperaturas, la tranquilidad y sobre todo la masiva participación en los más de 230 actos que la Junta de Fiestas, peñas y entidades habían preparado en homenaje a la patrona de la ciudad. Tanto el concejal de Fiestas, Xus Sempere, como el presidente de la Junta de Fiestas, José Pascual Colás, el edil de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo y el intendente jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, han hecho una valoración altamente positiva de los 10 intensos días de fiestas vividos en Vila-real.

Entre los eventos con mayor número de asistentes destaca el concierto gratuito de Camela en la plaza Mayor “entre las cifras que se barajan está la de superar las 4.000 personas”, según ha especificado el concejal de Fiestas, Xus Sempere, “incluso sobrepasaron las expectativas marcadas por la misma Junta de Fiestas” añade Colás. El otro evento de “éxito” en estas fiestas ha sido el 71º Concurso de paellas para peñas con más de 2.400 peñistas “superando con creces las cifras de participación de la cita gastronómica más popular de las fiestas y avalando, de esta manera, el cambio de ubicación del certamen, que por primera vez se ha celebrado en la avenida la Murà”, según ha recordado Sempere. Otro de los actos gastronómicos que sigue superando, fiestas tras fiestas, las cifras de participación, ha sido la cena de hermandad para vecinos y vecinas el segundo sábado de fiestas y en la plaza Mayor que contó con más de 1.800 personas, 200 más que en mayo “cuando tradicionalmente en las fiestas de septiembre el número de participantes descendía”, según concreta el edil de Fiestas. El concurso de empedraos reunió a más de 2.300 personas en el Casal de Fiestas y el Recinto de la Marcha “se ha consolidado como uno de los espacios más populares al permitir poder alargar la fiesta hasta altas horas de la madrugada y evitar molestias a los vecinos”, ha destacado Colás.

Por su parte el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo ha indicado que “desde el punto de vista policial las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia han sido muy tranquilas y sin incidentes remarcables”. En esta misma línea, el intendente jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, ha señalado que ha habido 34 quejas de vecinos frente a las 50 que hubo las fiestas de septiembre de 2013. En total se han realizado 15 denuncias, cuatro por no estar registradas las peñas, tres por ensuciar la vía pública y ocho por causar molestias al vecindario y “sólo después que la Policía Local les hiciera varios avisos”, añade Nieto. En cuanto al bou al carrer, Nieto ha destacado el trabajo del director de festejos taurinos y la colaboración de los voluntarios taurinos para garantizar la normalidad en el recinto de la vila, evitando el acceso de menores y de personas que no se encuentren en las condiciones apropiadas.

Otro de los balances positivos que dejan las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia se refiere a la difusión del programa de fiestas, que, además de los 12.000 llibrets repartidos en los primeros días, la versión móvil elaborada por el departamento de Nuevas Tecnologías del programa de fiestas ha contado con 21.460 visitas, casi duplicando la cifra respecto a las 12.550 visitas que se dieron en las fiestas de septiembre de 2013 y un 17% más que en mayo en las que se contabilizaron 17.508 visitas.