Crónica del partido ante el Córdoba

El Submarino sigue cogiendo velocidad de crucero. Los de Julio Velázquez mejoraron su juego, fueron mejores y sólo la falta de acierto les impidió ganar con más facilidad. Sin Senna y Trigueros, apostaron por el juego por bandas con Hernán Pérez y Gerard Bordas. Mientras el Córdoba, que se aleja un poco de la zona noble, mostró poca ambición, a los amarillos les costó entrar en el partido pero a partir de la media hora ya sus llegadas se sucedían, aunque con poco acierto en la primera mitad. Las tuvieron Cavenaghi y los extremos aunque la más clara fue la del argentino, que solo ante el portero le envió la pelota a las manos a la media hora de juego.

                  El mismo guión se vio en la segunda parte: ahí los andaluces vislumbraron poder sacar algo positivo de El Madrigal aunque esa ilusión se desvaneció cuando Pandani abrió la lata. El delantero, viendo que se atascaba el Villarreal, buscó un disparo desde la frontal que se le escapó al portero y que remachaba Hernán Pérez. Ya en el descuento, remachaba Uche, dando una victoria al Submarino que mereció.