El Consell aprueba el pago de los 1,7 millones que adeudada a Vila-real por la BUC

El Consell  aprueba el pago de los 1,7 millones que adeudada a Vila-real por la BUC

La Generalitat Valenciana ha aprobado ya el pago de los 1,7 millones adeudados al Ayuntamiento de Vila-real por la construcción de la Biblioteca Universitaria del Coneixement, tal y como se comprometió el presidente del Consell, Ximo Puig, con el alcalde de la ciudad, José Benlloch. La cantidad a ingresar, de 1.763.000 euros, corresponde a la totalidad de la deuda que la Generalitat mantenía con el Ayuntamiento por un convenio de 2009 que el anterior Consell del PP modificó de manera “unilateral y arbitraria”. Una sentencia del TSJCV dio la razón al consistorio.

El pago, aprobado en el pleno del Consell del pasado 16 de diciembre, ha sido publicado hoy mismo en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV). “El acuerdo del Consell viene a demostrar lo que los vila-realenses ya están percibiendo en el último año y medio: que esta Generalitat y este presidente, a diferencia de los anteriores, sí cumple con Vila-real y atiende las necesidades de nuestra ciudad”, valora Benlloch. “Gracias al cambio en la Generalitat y a que siempre hemos defendido los intereses de los vila-realenses por encima de todo, el Ayuntamiento recibirá los 1,7 millones que todavía nos debían de los 2,4 millones que la Generalitat debía aportar para la construcción de la biblioteca sin libros que hoy hemos reconvertido en el contenedor de talento y conocimiento que es la BUC”, recuerda el alcalde. El convenio entre consistorio y Generalitat para sufragar la construcción de la infraestructura data del año 2009 y contemplaba la cofinanciación de la biblioteca en varias anualidades hasta 2012; posteriormente, se modificó de manera “unilateral y arbitraria”, tal como reconoce la sentencia del TSJCV, para prolongar la obligación de pago hasta el año 2021.

El cobro de la deuda de la BUC se produce tras la sentencia del TSJCV favorable al Ayuntamiento, que recurrió la modificación unilateral del acuerdo de pago impuesta por el anterior Consell. “A diferencia del PP, que no sólo incumplió los pagos sino que además pretendió cambiar el acuerdo pasando por encima de los vila-realenses, ahora tenemos una Generalitat y un presidente que escucha y cumple con Vila-real”, señala Benlloch. “Gracias a eso, podemos ingresar ya la totalidad de la deuda que, de otra manera y a pesar de la sentencia favorable, podría haberse demorado todavía más de un año”, concluye.